En ANDES Animales Desamparados, viven perros que se hicieron viejitos y se conviertieron en un estorbo para sus familias.
Perros rescatados que nunca adoptaron y ahora son viejitos.
Perros que fueron a dejar al albergue y nunca regresaron por ellos.

Para evitar que haya carencia, no nos cansamos de tocar puertas, de pedir ayuda, de pedir con humildad que compartas tu Pan de la Misericordia con ANDES, para que nunca falte un bocado de comida para nuestros viejitos, sus medicamentos, analgésicos, para que no haya más dolor en sus cuerpos; producto de la crueldad y maltrato que tuvieron, cuando fueron rescatados.

Di que sí, AYÚDANOS a seguir AYUDANDO.

Pablito

Fue rescatado en el Estado de Querétaro.

Vivió varios años en la calle. Fue rescatado cuando un perro de talla grande lo estaba mordiendo. Por cierto, es muy viejito y así viejito sobrevivió las inclemencias de la calle, en un barrio humilde de Querétaro. Esta enfermo del corazón, pero en la casita de amor de ANDES donde ahora vive, le dan varios medicamentos para el corazoncito.

¿Te gustaría ser mi Madrina o Padrino?.

Teo

Teo fue rescatado del centro de control canino (Antirrábico) de Ecatepec, Estado de México, días antes de ser sacrificado. El sacrificio de los perros, en los centros de control canino en México, se realiza con mucha violencia y crueldad.

Los mismos dueños los abandonan ahí. Ahora vive en la casita de amor de ANDES, es un perrito amoroso y obediente, aunque ya es algo viejito, sigue siendo muy activo.

¿Te gustaría ser la Madrina o Padrino de Teo?

Carlitos

También fue rescatado de un Centro de control canino (Antirrábico).
Su dueño murió y el casero lo dejó en la calle, junto a con otra perrita, que es la mamá de Cartitos.

Los vecinos llamarón al antirrábico para que fueran por ellos, pero solo atraparon a Carlitos, su mamá pudo esconderse detrás de unas ramas.

Después de 4 días lograromos rescatar a Carlitos del antirrábico y ahora vive feliz con su mamá en la casita de amor de ANDES.

¿Te gustaría ser mi Madrina o Padrino?

Goyo

GOYO fue rescatado, por una pareja, de ser atropellado en una avenida grande.
Vivió un tiempo con ellos, lo llevaban al parque y le aventaban la pelota para jugar.

Pero un día la pareja recibió la noticia que esperaban un bebé humano.
GOYO ya no cupo en sus planes familiares y fue abandonado nuevamente.
Ahora vive en la casita de amor de ANDES, ya es viejito y le cuesta un poco de trabajo caminar, le duele una patita y cojea.

¿Te gustaría ser su Madrina o Padrino?

Muñequita

Mi papá humano murió en la Pandemia COVID-19 y nos dejó solitos a mi hijo y a mí

Vagamos en la calle un tiempo, los vecinos nos daban de comer.
Un día intentaron separarme de mi hijo perrito, se lo llevaron al antirrábico.

Los días que estuve separada de él, no comía y me estaba dejando morir.

Lograron rescatar a mi hijito de una muerte cruel y ahora vivo muy contenta con él, en la casita de amor de ANDES.

¿Te gustaría ser su Madrina o Padrino?

Fanny

Yo fui rescatada hace varios años en Chimalhuacán, Estado de México.
Desalojaron de sus viviendas a toda una comunidad.
Todos, personas y perritos desalojados de nuestras casitas, estuvimos durmiendo varios días en la calle.

Nuestros amigos de ANDES llegaron por nosotros y rescataron a 22 perritos, varios de mis amigos perritos, lograron conseguir una familia.

A mí no me adoptó nadie, desde entonces vivo muy contenta en la casita de amor de ANDES. 
(Fanny es la perrita color blanco)

¿Te gustaría ser mi Madrina o Padrino?

Bebé

Este perrito fue rescatado al lado de su Mamá por la zona del Ajusco.
Estaba herido de su ojito y muy desnutrido. Se cree la herida fue una mordida de otro perro.

Lamentablemente no se pudo salvar el ojo, debido a la gravedad de la herida.

No se despega de su mami, a pesar de los años que llevan viviendo en la casita de amor de ANDES.

Busca mucho su protección.

Magui

Yo soy la mamá de Bebé, nos rescataron cuando mi bebé estaba chiquito de edad, herido y muy flaquito por falta de comida.

Tengo hipotiroidismo, por eso soy muy gordita y no me debe dar el Sol. En la casita de Amor de ANDES me dan mis medicamentos, me controlan mis niveles y me cuidan mucho mi piel.

¿Te gustaría ser mi Madrina o Padrino?

Napo

La historia de NAPO es difícil de creer, ya que fue un Milagro que logrará sobrevivir.
A Napo lo rescató una señora en Ciudad Nezahualcóyotl, lo acababan de atropellar y se le fracturó la columna, no caminaba nada.

Cuando llegó a la veterinaria, el diagnóstico extra era que también tenía moquillo. No se le podía operar de la columna, por el moquillo. Entonces se le empezó a tratar el moquillo y medicamentos para el dolor de su columna.

Estaba muy flaquito y muy débil, dormía mucho y no quería comer. Cuando empezó a mejorar del moquillo, se trató el problema de columna con acupuntura.

Para asombro de los médicos, una mañana empezó a caminar, aunque le quedó el tic del moquillo, caminaba dando brincos. Durante buen tiempo se le trato con acupuntura y medicamentos especiales para el sistema nervioso, por el tic del moquillo.

Después de 2 años NAPO era otro, caminaba normal y dejó de ser un perrito sobreprotegido, ya podía jugar y correr como los demás perritos.

Ya es viejito y vive con mucha dignidad en la casita de amor de ANDES.

¿Te gustaría ser su Madrina o Padrino?